El Grillo y la Luna. Cata. Exterior de la bodega. Detalle
Nacida en 2007, El Grillo y la Luna es una bodega familiar ubicada al suroeste de Barbastro (Huesca) que presume de ser la única en la D. O. Somontano que realiza toda su vendimia a mano. Cuenta con 53 hectáreas de viñedo propio que, con la vendimia de 2019, le permitirán elaborar 188.000 botellas de sus dos gamas de vinos: 12 Lunas y El Grillo.

Sus botellas Borgoña serigrafiadas son inconfundibles; grillos que reflejan la biodiversidad de un viñedo ecológico, lunas que evocan los ciclos biodinámicos… Son algo más que marketing, son la declaración de intenciones de un productor que ha apostado por explotar ecológicamente sus 53 hectáreas de viñedo, una decisión que se traduce en la elaboración de una gama de vinos de enorme calidad.

El Grillo y la Luna. Fachada exterior de la bodega
Exterior de la bodega El Grillo y la Luna, en Barbastro (Huesca).

En realidad, El Grillo y la Luna elabora dos gamas de vinos. Por una parte están los 12 Lunas (blanco, rosado, tinto y el nuevo 12 Lunas Garnacha edición limitada), mientras por otra se encuentra la familia Grillo, con Hop Hop, Canto del Grillo, Grillo y Supergrillo o Grillo SP. De la gama baja, que de “baja” tiene realmente poco, se elaborarán 160.000 botellas con la vendimia de 2019, mientras que los “grillos” se quedarán en 28.000, de los cuales solamente 2.000 corresponderán al Supergrillo.

El Grillo y la Luna es la única bodega comercial en la D. O. Somontano que realiza una vendimia manual en todo su viñedo.

Y si sus botellas llaman la atención, su bodega también. Exteriormente, sus formas cúbicas y su acabado en acero oxidado son de todo menos convencionales. Más allá de una estética impactante, nos encontramos ante una instalación muy funcional.

El Grillo y la Luna. Viñedo ecológico
Viñedo ecológico de la bodega El Grillo y la Luna, en Barbastro (Huesca).

De entrada, casi todo el viñedo rodea al edificio para evitar que la uva, vendimiada a mano en su totalidad, tarde mucho tiempo en entrar en bodega. Solo una parcela, Las Carrasquetas, ubicada en el pueblo de Artasona, en el Prepirineo, escapa a esta regla.

El viñedo de El Grillo y la Luna

De las 53 hectáreas de viñedo, 35 se emplean en la gama Luna y 18 se destinan a elaborar “los grillos”, cuyas parcelas se diferencian, entre otras cosas, en que son aradas con caballos. La producción no supera nunca los 4.000 kilos por hectárea, y la vendimia se realiza siempre entre la madrugada y la mañana (de cinco a once A.M.), de forma escalonada y en pequeñas cajas de 14 kilos. Cada día se recogen 7.000 kilos de uvas, que pasan 24 horas de maceración en frío antes de fermentar en foudres de madera.

El Grillo y la Luna. Sala de barricas
Sala de crianza de la bodega El Grillo y la Luna, con barricas bordelesas a una y dos alturas sobre suelo de piedra.

La sala de crianza es verdaderamente llamativa, con barricas de roble de grandes toneleros como Saury, Orion, Demptos, Darnajou, Tonnellerie Bordelaise, Dargaud & Jaegle… ubicadas a una o dos alturas sobre un fondo de piedras.
Y en una zona anexa, el botellero vuelve a sorprendernos, ya que emplea estructuras de madera ensambladas con bridas en lugar de los típicos jaulones de acero, y estas estructuras se utilizan no solamente para dejar que las botellas duerman, sino como paredes modulares. Paseando entre ellas, no podemos dejar de recordar que en torno a la mitad de esas botellas viajará hacia México, Suiza, Canadá, Taiwán, Alemania, Rusia, Perú, EE.UU., Reino Unido y China.

Cata de los vinos de El Grillo y la Luna

Rodeados por los foudres en los que se realizan las fermentaciones, catamos algunos de los vinos elaborados por la bodega. El primero fue 12 Lunas Blanco 2018, un vino muy floral en nariz, con una boca intensa, buena acidez, un cuerpo graso y notas lácticas. No es un Chardonnay convencional, lo que seguramente no le impedirá agradar a casi todo el mundo.

El Grillo y la Luna. Vino 12 Lunas Blanco 2018
Vino 12 Lunas Blanco 2018, elaborado mayoritariamente con uva Chardonnay.

Seguimos con el nuevo 12 Lunas Garnacha 2018. Tiene potencial, hay buena fruta, procedente de cepas de 18 años de la finca de Las Carrasquetas, una extracción ligera, aromas agradables… pero a los taninos les queda aún una temporada de botella para mostrarse dóciles. Probablemente, dentro de un par de años será un vino fantástico.

El Grillo y la Luna. Vino 12 Lunas Garnacha 2018
Vino 12 Lunas Garnacha 2018, una novedad de esta añada.

El tercero en la cata fue 12 Lunas Tinto 2016. Se trata de un coupage de Cabernet Sauvignon (52 %), Tempranillo (32 %), Garnacha (13 %) y Syrah (2 %) que hace una crianza de unos nueves meses en barricas usadas. Nosotros lo encontramos muy expresivo en nariz, pero quizá demasiado astringente en su paso por boca. Una vez más, un par de años de guarda en la botella prometen redondear un vino con mucho potencial.

El Grillo y la Luna. Vino 12 Lunas Tinto 2016
Vino 12 Lunas Tinto 2016, coupage de cuatro variedades con la Cabernet Sauvignon al frente.

Y acabamos con Grillo 2011, un coupage de cuatro variedades en el que la Syrah lleva la voz cantante. En su nariz hay fruta muy madura y también caramelo. La boca es compleja, con un trago medio largo que va subiendo en intensidad para después bajar y dejar un posgusto a caramelo y fruta compotada. El tanino es marcado, puede que demasiado para un vino cuya vendimia se llevó a cabo hace ya ocho años, y nos hace pensar que, nuevamente, quizá sea mejor esperar aún un tiempo para que este vino muestre su verdadero potencial.

El Grillo y la Luna. Vino Grillo 2011
Vino Grillo 2011, elaborado mayoritariamente con uva Syrah, con una crianza de 13 meses en barrica.

Dejamos la bodega con buen sabor de boca, con la satisfacción de encontrar un proyecto enológico que demuestra que la viticultura ecológica no está reñida con una producción de cierta entidad, un proyecto en el que las lunas, los grillos y las uvas son los protagonistas de unas inconfundibles botellas borgoñesas capaces de encerrar el respeto al viñedo, a su biodiversidad y al tiempo necesario para que todo encaje.