Francia

En Francia hay 18 grandes regiones vinícolas (Appellation d’Origine Contrôlée), que a su vez se dividen en sub-regiones. Dentro de estas apellations hay categorizaciones en función de la calidad asignada a los productores, que suelen ser Crus, Premiers crus o Grands crus. Los vinos franceses se clasifican también según el color: Vin blanc, Vin rouge, Vin rosé y Vin gris. Asimismo, pueden categorizarse por la proporción de azúcares naturales: Vin sec (con menos de 2 g de azúcar por litro de vino), Vin demi-sec (entre 2 y 30 g/l), Vin moelleux (de 30 a 50 g/l) y Vin Doux o liquoreux (más de 50 g/l). Según el envejecimiento hablaremos de Vin primeur (joven) o Vin de garde (crianza o reserva). En función de su contenido gaseoso se distingue entre Vin tranquille (sin burbujas), Vin effervescent (con burbujas), Vin perlant (con más de un gramo de gas carbónico por litro de vino), Vin pétillant (el gas carbónico disuelto se encuentra a una presión de entre 1 y 2,5 bares) y Vin mousseux (la presión supera 3 bares, como en los champán y cremants).

Viñedeo de Saint Emilion, en Burdeos (Francia).

Trimbach Riesling 2017

Trimbach Riesling 2017

No todo el mundo puede presumir de llevar desde 1626 cuidando de un viñedo que ha visto ya 26 generaciones de viticultores, un viñedo con suelos de caliza, arenisca y margas, protegido de las influencias oceánicas por las montañas de los Vosgos. Son, en realidad, 50 hectáreas en pequeñas parcelas, aradas, podadas con esmero, vendimiadas a mano y trabajadas con el «equilibrio» como único objetivo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies