Cotos-del-Rey-Reserva-2014

Cuando una denominación de origen certifica un producto, el consumidor espera encontrar una calidad y cierta homogeneidad con productos etiquetados en la misma categoría. Un tinto reserva de 2014 con nada menos que dos años en barrica, otro en botella y al menos otro año más de reposo en nuestro caso (lo catamos recién entrado 2019), debe ofrecer unos mínimos que, desgraciadamente, nuestra botella de Cotos del Rey Reserva 2014 estaba muy lejos de ofrecer.
Hablamos de un vino con aromas volátiles y sulfurosos, por debajo de los cuales, no sin esfuerzo, podemos encontrar frutas rojas y vainilla. En boca es astringente, con taninos desequilibrados, y nuevamente nos resulta difícil encontrar la fruta. Realmente cuesta beberlo y nos hace preguntarnos qué gana una denominación de origen tan importante amparando un producto como este. En Ribera del Duero hay centenares de vinos jóvenes y crianzas netamente preferibles a este reserva, el cual, sin embargo, pertenece a una categoría superior, según ha amparado el consejo regulador de su denominación de origen.
Es cierto que, atendiendo a su precio, no se puede pedir demasiado, pero entendemos que su certificación hace un flaco favor a otros productos amparados por su denominación de origen.
🇬🇧
Our bottle of Cotos del Rey Reserva 2014 was far from offering the quality you’d expect in a certified Ribera del Duero Reserva wine aged for 24 months in oak barrels and 12 more months in bottle.
We are talking about a wine with volatile and sulphurous aromas, below which, not without effort, we can find red fruits and vanilla. In the mouth it’s astringent, with unbalanced tannins, and again it’s difficult to find the fruit. It’s really hard to drink and makes us wonder why an important appellation as Ribera del Duero ceetifies a product like this. In this apellation there are hundreds of young wines and crianzas (mild aged wines) clearly preferable to this reserva (long aged), which, however, belongs to a higher category. Anyway, it’s a cheap wine, but its label makes promises that its interior content doesn’t keep.

Cotos-del-Rey-Reserva-2014-Trasera