Cata de Ribera del Duero en Experiencia Verema Madrid
Bajo el título “Somos espíritu Ribera”, Alberto Tobes presentó en la última Experiencia Verema Madrid una selección de 15 vinos que representan la diversidad de variedades, estilos, zonas e incluso rangos de precios que podemos encontrar en la D. O. Ribera del Duero.

Paralelamente al showroom de la Experiencia Verema Madrid, recientemente celebrada en el Hotel The Westin Palace, la Denominación de Origen Ribera del Duero organizaba “Somos espíritu Ribera”, una interesante cata de 15 vinos dirigida por Alberto Tobes Velasco (responsable de experimentación y ensayo de la D. O.) que pretendía reflejar la diversidad de una zona principalmente conocida por sus Crianzas y Reservas varietales de Tempranillo.

De esta heterogénea selección, en la que encontramos cuatro blancos, cuatro rosados y siete tintos, vamos a centrarnos en los cinco vinos que, para nosotros, sobresalen claramente del resto, si bien es justo aclarar que el nivel general era bastante alto.

Cata de Ribera del Duero en Experiencia Verema Madrid. Alberto Tobes Velasco,
Alberto Tobes Velasco, responsable del servicio de expermientación y ensayo de la Denominación de Origen Ribera del Duero, seleccionó los vinos y dirigió la cata.

Comenge Albillo Vino Blanco de Guarda 2019

Amparados por la Denominación de Origen desde noviembre de 2019, los vinos blancos son absoluta minoría, pero a pesar de ello algunas bodegas cuentan con una larga tradición elaborándolos. La propuesta de Bodegas Comenge nos dejó absolutamente boquiabiertos, con un monovarietal de Albillo Mayor procedente de un viñedo centenario de cultivo ecológico y suelos arcillosos con algo de caliza ubicado en medio de un bosque de robles, encinas y sabinas en Hontoria de Valdearados (Burgos), donde las cepas de Albillo conviven con otras variedades tintas.

Con una vinificación convencional, una crianza de nueve meses en barricas de roble francés y una producción de solamente 1.450 botellas, se trata de un vino realmente único que en copa muestra un color amarillo limón intenso y una nariz golosa, en la que la fruta muy madura lleva la voz cantante y convive con aromas de levaduras sobre un fondo de orejones. Su boca es sencillamente espectacular, larga, compleja, elegante y profunda, con una equilibrada presencia de la madera, manifestada con una nota ahumada que no hace sino redondear el conjunto. Realmente nos ha gustado tanto que prometemos volver a catarlo en solitario a no mucho tardar.

Vizcarra Rosado 2019

De los cuatro rosados de la cata, nuestro favorito fue, sin ninguna duda, el monovarietal de Tempranillo de Bodegas Vizcarra, una segunda añada de un vino de estilo provenzal elaborado con uvas procedentes de un viñedo propio de 25 años ubicado sobre suelos arcillosos calcáreos a 850 metros de altitud en la burgalesa Mambrilla de Castrejón.

Tras una maceración en frío de 24 horas, el mosto se distribuye entre barricas de roble francés de 300 y 500 litros y un depósito de acero inoxidable, la fermentación es espontánea, y el vino realiza una crianza de seis meses, con batonages, en los mismos recipientes. Tras ser filtrado y embotellado (en mayo de 2020), el vino reposa durante un año en bodega.

Lejos de lo que su ligero color salmón brillante con reflejos cobrizos puede sugerir, nos encontramos ante un vino claramente expresivo, tanto en la nariz como en el paladar. Hay aromas florales, de monte bajo, levaduras y tostados muy leves, junto con algunas notas minerales (fósforo). Su boca es elegante, compleja y mineral, con una clara presencia de la madera que nunca llega a tapar la fruta y una acidez fantástica, todo ello sobre un cuerpo glicérico pero nada pesado; un rosado de escándalo.

Cata de Ribera del Duero en Experiencia Verema Madrid

La Loba 2017

La Loba 2017 no solo es un vino soberbio de una añada difícil, sino el reflejo del sueño de su enóloga, Ana Carazo, que ha recuperado el viñedo de su abuela, cuyo apodo, “la loba”, da nombre a esta bodega ubicada en Matanza de Soria.

Se trata de un monovarietal de Tempranillo de cepas muy viejas elaborado con mínima intervención. Tras la fermentación, el vino hace la maloláctica en barricas de tercer y cuarto uso para pasar a envejecer en barricas de roble francés de 225 y 500 litros.

Estamos ante un vino de color picota con el halo violáceo en cuya nariz manda la fruta. Según va abriéndose, aparecen aromas de violetas, regaliz y tostados, mientras que en boca es un vino limpio, elegante, complejo, tremendamente fino, muy estructurado y con la madera muy bien integrada.

Para nosotros, no solo es delicioso, sino que representa una apuesta por el paisaje, por la extraordinaria Ribera del Duero soriana y por lograr la máxima autenticidad de la uva, que da un paso al frente y se convierte en la verdadera protagonista de uno de esos vinos que, además de cuerpo, tienen alma.

Cata de Ribera del Duero en Experiencia Verema Madrid
Los 15 vinos elegidos para la cata de la Ribera del Duero en la Experiencia Verema Madrid.

Pago de los Capellanes Reserva 2017

Nuestra cuarta elección no es ninguna sorpresa. Esta bodega familiar de Pedrosa de Duero (Burgos) ha sabido entender su viñedo como nadie, hacer una selección masal de sus mejores cepas y elaborar una gama de vinos que combina clasicismo y personalidad.

Estamos ante un monovarietal de Tempranillo de vendimia manual cuyas uvas maceran en frío durante tres días y fermentan, con levaduras autóctonas seleccionadas, en depósitos de acero inoxidable, en los que se practican frecuentes remontados. Acabada la fermentación, el vino hace la maloláctica en barricas y una posterior crianza de 14 meses a la que seguirá un afinado en botella de dos años.

Estamos ante un vino de color picota, muy intenso, de nariz muy limpia, con abundante fruta madura pero no licorosa, sotobosque y especias. Su boca es elegante, compleja, fina, frutal y muy intensa, con la madera muy bien integrada, taninos muy sedosos y una opulencia que te llena la boca. Es un vino con una larga vida por delante que promete una gran evolución pero que también se puede disfrutar ahora. Su único defecto: Si quieres presumir de tu cocina, no lo elijas; ponlo en una mesa y acaparará el protagonismo.

Cata de Ribera del Duero en Experiencia Verema Madrid

Avelino Vegas 100 Aniversario 2016

Nuestro último vino destacado (por estricto orden de aparición durante la cata, no por calidad) conmemora el centenario del nacimiento de Avelino Vegas, el fundador de la bodega segoviana que lleva su nombre.

Para elaborar este monovarietal de Tempranillo, se emplean uvas procedentes de cepas de más de 80 años de vendimia manual que se enfrían a 3 ºC, se despalillan cuidadosamente, se encuban por gravedad y sin estrujar en depósitos troncocónicos de acero inoxidable y maceran en frío durante cinco días antes de dejar que arranque la fermentación, durante la cual se realizan remontados y delestages. El vino se trasiega a barricas nuevas de roble francés y a huevos de hormigón, donde hará la maloláctica para pasar a criarse en barricas durante 16 meses y afinarse finalmente en huevos de hormigón antes del embotellado.

El vino que cerraba la cata presentaba un color picota con ciertos rasgos de evolución en el halo. En nariz es frutal, con un toque de cuero, especias, regaliz y madera, mientras que en boca se muestra claramente intenso, con muy buena acidez, con la madera muy bien integrada y una estructura tánica pero muy pulida; un vino impresionante que reivindica el terruño de esa pequeña pero privilegiada Ribera del Duero segoviana.

Los otros Ribera del Duero de la cata, en breve

  • Valduero Blanco Albillo 2020
    Un blanco muy fragante de una bodega que lleva elaborando este vino desde hace más de 20 años, a pesar de no haber estado amparado por la Denominación de Origen.
  • Neo Albillo Mayor 2019
    Monovarietal de Albillo Mayor de viñedos de 50 a 60 años que destaca por su mineralidad y buen precio.
  • El Lebrero de Callejo 2019
    Un blanco muy serio procedente de una parcela de Albillo Mayor ubicada a 920 metros de altitud y replantada por selección masal. Fermentado y criado en barrica, ofrece mineralidad, buena intensidad y notas de su paso por madera.
  • Ricardo Dumas Rosado 2020
    Rosado goloso de viñedos viejos plantados en altura a precio de derribo.
  • Ferratus Rosado 2020
    Un rosado de sangrado de gama media que ofrece un paso por boca serio con agradables toques herbales.
  • Pata Negra Tempranillo Rosado 2020
    Vino rosado muy convencional, de nariz muy golosa
  • Mogar Roble 2019
    Viñedos jóvenes y un paso por roble de seis meses son los mimbres con los que se teje este monovarietal de Tempranillo algo falto de refinamiento.
  • 912 de Altitud Tierra Arcillosa 2019
    A medio camino entre un roble y un Crianza, este monovarietal de Tempranillo de vendimia manual no consiguió enamorarnos.
  • Buró Vendimia Seleccionada 2018
    Con un halo que sugiere cierta evolución a pesar de tratarse de un 2018, este monovarietal de Tempranillo padece de cierta falta de equilibrio y, desde nuestro punto de vista, no es la mejor opción por relación entre calidad y precio.
  • Arzuaga Laderas del Norte 2017
    Procedente del viñedo más occidental de la denominación de origen, este monovarietal de Tempranillo nos dejó una gran sensación; muy estructurado, fino, con una fantástica acidez y un agradable toque goloso.