Gutiérrez de la Vega Tío Raimundo 2016 V Salón de los Vinos Generosos
Recientemente se ha celebrado en Madrid el V Salón de los Vinos Generosos, en el que han participado 25 bodegas y tres denominaciones de origen. Gutiérrez de la Vega, César Florido, Williams & Humbert, Santa Catalina del Mañán, Bodegas Las Virtudes, Primitivo Quiles, Lustau y Sacristía AB nos demostraron, una vez más, que el vino generoso es un mundo en sí mismo, tan variado y complejo como excepcionalmente sorprendente.

La fortificación (la adición de alcohol de origen vínico) es el factor común de vinos tan diversos que cuesta asimilar que todos ellos forman una familia; una familia elaborada, frecuentemente, por monovarietales de Palomino, Moscatel, Pedro Ximénez e incluso Monastrell. A partir de aquí, encontramos vinos de entre tres y 100 años, dulces, salinos, sápidos, amargos… En ocasiones nos enamoramos de sus desequilibrios o de su aspereza, mientras que otras veces somos seducidos por su elegancia y su homogneidad. Hay factores comunes, pero muy pocas reglas, y esa es, precisamente, parte de la magia de los generosos. 

Bodegas Gutiérrez de la Vega

Nuestro viaje a este mundo de los generosos comienza en Alicante, en la Marina Alta. Gutiérrez de la Vega elabora en Parcent propuestas tanto secas como dulces, con uvas Moscatel y Monastrell, si bien en este caso nos limitamos a probar monovarietales de la primera de ellas. Comenzamos con Tío Raimundo 2016, un blanco seco con 14 meses de crianza bajo velo de flor en cuyo nombre el bodeguero Felipe Gutiérrez de la Vega hace un homenaje al “tío Raimundo”, con quien comenzó su andadura en 1972. Este monovarietal de Moscatel es un blanco seco realmente original, una buena puerta de entrada a la feria.

Gutiérrez de la Vega Casta Diva 2014 V Salón de los Vinos Generosos

Continuamos con Casta Diva Cosecha Miel 2014, un monovarietal dulce de Moscatel Romano de cepas en vaso de 40 años plantadas sobre marga calcárea blanca en la localidad costera de Jávea. Se elabora con uvas sobremaduradas y uvas pasas a partes iguales, prensadas y fermentadas en barrica de roble francés. La fermentación se detiene en el momento deseado fortificando el vino, que ofrece un color amarillo pajizo, una nariz generosa y un paladar especialmente goloso.

Gutiérrez de la Vega La Diva 2017 V Salón de los Vinos Generosos

La Diva 2017 es una de las estrellas de la bodega y nuestro favorito de los vinos catados de este elaborador. Se trata de un monovarietal de moscatel procedente del prensado de uvas sobremaduradas. De un precioso color caoba, más intenso que los anteriores, es una auténtica delicia y cuenta con el reconocimiento de la crítica, con 94+ puntos Parker y 96 de la Guía Peñín.

V Salón de los Vinos Generosos (página siguiente →)