Lustau Manzanilla de Sanlúcar 3 en Rama Saca 2019 V Salón de los Vinos Generosos

(← página anterior) V Salón de los Vinos Generosos

Fundada en 1896 como una pequeña bodega de “almacenista” (elaborador y criador de vino que solía proveer a las bodegas con capacidad comercial), Lustau ha ido creciendo y ganando fama de forma constante a lo largo de su historia hasta convertirse en un referente por su excelente relación entre calidad y precio. En nuestra experiencia, ver una referencia de Lustau en un establecimiento de hostelería significa, directamente, que podemos pedir el producto con la certeza de que no nos va a defraudar.
Aprovechamos la presencia de la bodega jerezana en el V Salón de los Vinos Generosos para dejarnos aconsejar por Carlos Ruiz, Product Manager de la casa, quien nos invitó a comenzar por la Manzanilla de Sanlúcar 3 en Rama Saca 2019. Se trata de una manzanilla tradicional, elaborada con Palomino y criada bajo velo de flor durante 5 años. Pero hay dos cosas que diferencian a esta manzanilla de la más convencional Papirusa y de la Manzanilla Pasada de la misma bodega, y es que nuestra protagonista es la única “saca” de una única bota, seleccionada por sus especialidades cualidades, y dado que es un producto para auténticos forofos, se embotella “en rama”: sin filtrar ni clarificar.
De entrada, nos llama poderosamente la atención su nariz, muy mineral, con ese aroma a fósforo que nos lleva directamente a los suelos de albariza. En boca es seca pero fresca, salina, mineral y moderadamente amarga; en resumen: deliciosa y fácil de beber.

Lustau Oloroso Emperatriz Eugenia V Salón de los Vinos Generosos

Carlos nos invita a continuar con el Oloroso Emperatriz Eugenia, elaborado a partir de una solera fundada en 1921 con motivo de la visita de la Emperatriz Eugenia de Montijo a Jerez. Con una vejez media de 15 años y la habitual crianza mixta (inicialmente biológica y posteriormente oxidativa) de este tipo de vinos, su nariz es realmente intensa, con abundancia de maderas, barniz y frutos secos como nueces y almendra amarga, mientras que en el paladar encontramos frutas pasificadas como la ciruela y una sorprendente sapidez en un vino realmente complejo y nada fácil de descifrar, que parece querer cambiar un poco a cada trago.

Lustau Vintage Sherry 1992 V Salón de los Vinos Generosos

Posteriormente, Carlos nos sugiere continuar con un vino de añada: Vintage Sherry 1992, un monovarietal de Palomino de vendimia tardía que ha envejecido 27 años en botas envinadas previamente con oloroso, con una crianza biológica estática inicial y una posterior crianza oxidativa. En verano de 2019 se embotellaron algo menos de 5.000 botellas de esta auténtica joya que el enólogo decide cuándo ha llegado el momento de pasar a la botella. Su perfil olfativo es realmente extraordinario para su edad, con abundancia de fruta madura y flores, tabaco y frutos secos. En boca se presenta con una entrada dulce, muy dulce (miel), que poco a poco va cambiando a un perfil más ácido, salino y, finalmente, amargo. Es realmente largo, inicialmente punzante y tremendamente complejo; una auténtica joya.

Lustau Moscatel Emilín V Salón de los Vinos Generosos

Acabamos con el Moscatel Emilín, que debe su nombre al hijo mayor de Emilio Lustau. Este monovarietal de uva Moscatel sin pasificar tiene una crianza de ocho años y una nariz con aroma a orejones y notas florales que da paso a una boca muy dulce, sencilla, pero equilibrada parcialmente por una cierta acidez; un final muy dulce para una bodega cuyo catálogo es realmente extenso.

V Salón de los Vinos Generosos (página siguiente →)