Un Sueño en las Alturas 2020

Un Sueño en las Alturas 2020 es la primera añada de un vino que comenzó a fraguarse hace más de diez años cuando Paco Rodero y Conchita Villa, fundadores de Pago de los Capellanes, se enamoraron de las tierras altas y el viñedo viejo plantado en laderas de los municipios de Fuentenebro, Pardilla y Honrubia de la Cuesta, en la frontera entre el sur de Burgos y el norte de Segovia.

Ahora es su hija Estefanía quien ha materializado este “sueño en las alturas”, el sueño de interpretar un patrimonio de viñas viejas preservado por numerosas familias de viticultures que tradicionalmente elaboraban sus vinos cosecheros en las bodegas cueva de estas poblaciones castellanas.

Un Sueño en las Alturas 2020. Cápsula.
Un Sueño en las Alturas 2020. Cocho.

Para elaborar esta pequeña joya se emplean, así, uvas de Tempranillo de diversas parcelas de viña vieja procedentes de laderas ubicadas a entre 900 y 1.200 metros de altitud sobre suelos de arcillas rojas con abundante cuarzo, mica y feldespato en los que las cepas conviven con matorrales, pinares, encinares dispersos, enebros y sabinas.

Ya en la bodega, las uvas se someten a una maceración en frío antes de que arranque la fermentación, con levaduras autóctonas, en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada y con remontados. Posteriormente, la maloláctica se produce de forma espontánea a baja temperatura en foudres de roble francés donde el vino se somete a una crianza de 12 meses, tras los cuales será embotellado sin clarificación ni estabilización.

Un Sueño en las Alturas 2020. Detalle de la etiqueta.
Un Sueño en las Alturas 2020. Etiqueta trasera.

Cuando lo servimos en la copa descubrimos un vino de color rojo picota y capa media alta con una limpia y sugerente nariz en la que manda la fruta roja y negra arropada por aromas especiados y minerales. En boca es un vino muy estructurado que va volviéndose más y más amable a medida que va despertando en la copa para ofrecernos un delicioso trago frutal pero serio, especiado, con evocadores toques herbales, cierto carácter balsámico y un final marcadamente láctico.

Es un vino intenso, equilibrado, largo y complejo que refleja fielmente el terruño del que procede; un formidable embajador de esa Ribera del Duero de tierras altas y viñedo viejo que nos enamora como hizo con Paco Rodero y Conchita Villa hace más de diez años.

VinoAlcoholProducciónPrecio (75 cl)
Pago de los Capellanes Un Sueño en las Alturas 202015 %50,40 euros
(con estuche)

Suscríbete a la newsletter de Nos Vamos de Vinos

* indicates required


Introduce tu e-mail para recibir nuestra newsletter y haz clic en el botón ‘SUBSCRIBE’


Detalle de una barrica. Nos Vamos de Vinos

Hemos creado este espacio para ti

Si quieres que los lectores de Nos Vamos de Vinos accedan a la web de tu bodega, distribuidora, tienda, vinoteca, hotel rural… a través de un enlace con foto como éste, te sorprenderá lo económico que es.

🇬🇧

Un Sueño en las Alturas 2020: The future of Ribera del Duero is found in the old vineyards and the high altitudes

Un Sueño en las Alturas 2020 is the first vintage of a wine that began to be forged more than ten years ago when Paco Rodero and Conchita Villa, founders of Pago de los Capellanes winery, fell in love with the highlands and the old vineyard planted on the slopes of the municipalities of Fuentenebro, Pardilla and Honrubia de la Cuesta, on the border between the south of Burgos and the north of Segovia.

Now it is their daughter Estefanía who has materialized this “dream in the heights”, the dream of interpreting a heritage of old vines preserved by numerous viticulture families who traditionally made their harvested wines in the cave cellars of these Castilian villages.

To make this little gem, Tempranillo grapes are used from various plots of old vineyards that grow on slopes located between 900 and 1,200 meters above sea level on red clay soils with many quartz, mica and feldspar stones in which the vines coexist with scrublands, pine forests, scattered holm oaks, junipers and savin trees.

Un Sueño en las Alturas 2020. Detalle dela copa con la caja al fondo.
Un Sueño en las Alturas 2020. Detalle del texto de la caja.

Once in the winery, the grapes undergo cold maceration before fermentation starts, with native yeasts, in stainless steel tanks at a controlled temperature and with pumping over. Subsequently, malolactic conversion happens spontaneously at low temperature in French oak foudres where the wine is aged for 12 months, after which it will be bottled without clarification or stabilization.

When we serve it in the glass we discover a wine of cherry red color and medium-high layer with a clean and suggestive nose in which the red and black fruit dominates, surrounded by spicy and mineral aromas. In the palate it is a very structured wine that becomes more and more friendly as it awakens in the glass to offer us a delicious fruity but serious drink, spicy, with evocative herbal touches, a certain balsamic character and a markedly lactic finish.

It is an intense, balanced, long and complex wine that faithfully reflects the terroir from which it comes; a formidable ambassador of that Ribera del Duero of highlands and old vineyards that makes us fall in love with it as it happened to Paco Rodero and Conchita Villa more than ten years ago.

↓↓ Gracias por compartir este contenido ↓↓