Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Cápsula.
Guiados por el vitivinicultor y empresario Siscu Martí, hemos conocido la bodega barcelonesa de Ca N’Estruc, un château con casi 500 años de historia rodeado por 22 hectáreas de viñedo ecológico en el que la uva Xarello es la protagonista de su gama de vinos blancos.

En la falda de la montaña mágica de Montserrat, en el término municipal de Esparraguera (Barcelona), la finca Ca N’Estruc agrupa la casa familiar del vitivinicultor y empresario Siscu Martí, su bodega y 22 hectáreas de viñedo ecológico con las que se elaboran cuatro gamas de vino: Ca N’Estruc, Idoia, L’Equilibrista y Bi.

Guiados por el propio Siscu Martí, a través de una cata de nueve referencias de sus vinos blancos, vamos a conocer un poco más de su bodega y de esta tierra regada por el río Llobregat y amparada por la D. O. Catalunya.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Siscu Martí

Ca N’Estruc Blanc 2021

El encargado de abrir fuego es el vino blanco más económico de la bodega: un coupage de Xarello (70 %), Moscatel (15 %), Macabeo (10 %) y Garnacha Blanca (5 %) procedentes del propio viñedo de la bodega (en un 90 %) y de viñas controladas de viticultores del municipio (10 %), con cepas de entre 30 y 50 años de edad plantadas sobre suelos aluviales y arcillosos calcáreos con presencia de gravas. Todas las uvas se vendimiaron a mano, cada variedad en su momento óptimo, por lo que entre la recogida de la Garnacha Blanca (la más temprana) y la de la Xarello (la más tardía) pasaron tres semanas.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Blanc 2021

Tras una vinificación convencional (por parcelas, como en todos los vinos que elabora Ca N’Estruc), con levaduras autóctonas y a una temperatura de fermentación de entre 15 y 17 ºC, el vino descansó tres meses en depósito de acero inoxidable antes de pasar a la botella.

Cuando lo catamos, encontramos un vino amable, muy floral, con aromas de fruta blanca y una boca agradable en la que destaca una fantástica acidez cítrica. Es uno de esos vinos que podrías beber y beber sin pensar, sin que se hagan nunca los protagonistas, mientras conversas animadamente o mientras escuchas como Siscu te cuenta lo que ha cambiado la finca desde que era pequeño, cuando la ganadería era una parte importante del sustento económico y la mitad del terreno lo ocupaban árboles frutales, mientras que las viñas tenían menos peso.

De hecho, a pesar de haber elaborado vino “siempre”, destinado tanto al consumo propio como a la venta en el mercado local, en la vendimia de 1983 nace la primera añada comercial, con la guía de un enólogo externo y con la etiqueta Ca N’Estruc cuyo diseño original se ha recuperado hoy para la gama ‘Bi’, de la que hablaremos algo más adelante.

Ca N’Estruc Xarel·lo 2021

El segundo vino de la tarde es un monovarietal de Xarello procedente de viñedo propio (90 %) y de viñas controladas de Esparraguera (10 %). Los suelos, la vendimia y la elaboración son idénticos a los del blanco multivarietal, con la única diferencia de que su producción es más pequeña.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Xarel·lo 2021

Nariz discreta, con la fruta blanca como protagonista, una acidez perfecta y un toque mineral definen este vino más estructurado aunque de trago igualmente fácil. Siscu nos comenta, casi excusándose, que 2021 fue una añada difícil, y poco a poco vamos percatándonos de que, detrás de esa figura afable, tranquila, casi aparentemente despistada, se esconde un perfeccionista consumado, una de esas personas en cuya cabeza bullen las ideas, las grandes ideas, esas que se cocinan siempre a fuego lento y que acaban fraguando en proyectos inmensos como la bodega Ca N’Estruc o la distribuidora Vila Viniteca, que comparte con sus socio Quim Vila.

Ca N’Estruc Bi Xarel·lo 2021

Con el siguiente vino vamos a conocer la derivada más moderna de Ca N’Estruc o, en realidad, la más tradicional. Menudo lío, ¿no? Se trata de una de las etiquetas de la gama Bi, nacida con la vendimia de 2014 y compuesta por vinos naturales, de mínima intervención. Su responsable es Anna Martí, la hija de Siscu, que nos ha sorprendido con un monovarietal de Xarello de cultivo biodinámico procedente de viñas viejas ubicadas en las laderas de la montaña de Montserrat sobre suelos de grava y arcilla roja.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Copa

Las uvas, de vendimia manual, se prensan mayoritariamente sin despalillar (90 %), y el mosto resultante fermenta, con levaduras autóctonas, en un huevo de hormigón de 1.600 litros, en el cual el vino se criará con sus lías durante cinco meses.

Para describir este vino, te sugiero que pienses en una persona que de entrada es tímida, reservada y, quizá, algo arisca, pero cuando la conoces un poco mejor se convierte en parte de tu vida. Así es este Bi Xarel·lo 2021, un vino que se presenta en copa con ligeros aromas reductivos y que al principio parece “sidrear” un poco, pero que en cuanto empiezas a menear la copa comienza a desvelar su cara más amable y un sinfín de matices que harán que te enamores de este vino. Así, una nariz frutal, muy limpia, deja paso a una boca fresca, equilibrada, de buena intensidad, acidez perfecta y con sugerentes matices minerales en la que detectamos un ligero resto carbónico.

Ca N’Estruc Ou 2019

También elaborado en huevo de hormigón, donde permanece un año con sus lías, Ou 2019 es uno de los vinos más especiales de la cata. Nos lo sirven desde una botella sin etiquetar, ya que no ha salido al mercado todavía, a pesar de que se hace desde 2014, siempre con Xarello procedente de una viña vieja. Siscu habla jocosamente de “el vino del huevo de Quim”, ya que después de comprar el huevo de hormigón para el vino de Anna, hubo que adquirir otro para Quim Vila, su socio en la distribuidora Vila Viniteca.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Siscu Martí

Bromas aparte, es un vino floral con toques minerales que destaca en boca por su untuosidad. Su trago es largo, con un final amargo y sugerente; uno de esos vinos cuya copa dejarás vacía si la tienes delante sí o sí.

Ca N’Estruc L’Equilibrista Xarel·lo 2019

L’Equilibrista Xarel·lo es una de las tres referencias de una familia de vinos compuesta por este monovarietal de Xarello, otro monovarietal de Garnacha y un coupage de Garnacha, Cariñena (Samsó, en estas tierras) y Syrah.

A Siscu se le ilumina la cara cuando prueba este Equilibrista 2019, ya que, según él, “2019 es la mejor añada en calidad, cantidad y resultado”. Para elaborarlo, se emplean uvas de un viñedo de 40 años de Esparraguera cuyo mosto pasa a depósitos de acero inoxidable, donde se desfanga para ser trasegado a foudres de 2.500 litros y a barricas de 500 litros de roble francés de Allier donde fermentará, con levaduras autóctonas, a temperatura controlada y se criará durante seis meses.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. L'Equilibrista Xarello 2019

Es un vino con aromas florales y frutales intensos, notas claras de la madera y un buen volumen en boca. Más allá de lo que sugiera su informal etiqueta, es elegante, complejo y de buena longitud. Por si esto fuera poco, es una ganga, por lo que no dudamos en hacernos con alguna botella en el Outlet de Vinos, donde se lleva a cabo esta introducción al “universo blanco” de Ca N’Estruc. 

Ca N’Estruc L’Equilibrista Xarel·lo 2014

Y cuando al fin parece que vamos a dejar a un lado los xarellos, Siscu nos sorprende con una mini-cata vertical de L’Equilibrista Xarel·lo, del que probaremos la añada 2014,con la que viajaremos ocho vendimias atrás para disfrutar un vino que ya muestra un color más intenso, junto con aromas de fruta más madura e incluso champiñones. En boca encontramos un vino vivo, con bastante acidez, un buen volumen, notas ferrosas y la madera más atenuada.

Ca N’Estruc Idoia 2020

Con Idoia Blanc 2020 pasamos al que es uno de los vinos favoritos del elaborador. Se trata de un vino de villa, un coupage de Xarello (55 %), Garnacha Blanca (17 %), Chardonnay (15 %) y Macabeo (13 %) de uvas procedentes de la propia bodega (45 %) y de viñas controladas de Esparraguera (55 %), con suelos aluviales y arcillosos calcáreos con presencia de gravas, siempre en cultivo orgánico o biodinámico y con una edad de entre 20 y 50 años. Si buscas más diversidad en un vino, lo vas a tener difícil.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Corchos

Cada variedad se vendimia y vinifica por separado, como es habitual en la bodega. Así, tras despalillarse y prensarse las uvas, el mosto se somete a un desfangado estático y se encuba en depósitos de acero inoxidable de 25.000 litros, donde la fermentación arranca con un pie de cuba de levaduras autóctonas a entre 15 y 17 ºC para terminar en barricas de roble francés de 500 litros.

Cuando lo catamos encontramos un vino de esos que desde el primer momento sabes que han sido elaborados con esmero. Su perfil es menos floral que el de los anteriores vinos, en los que la Xarello era siempre la reina, y eso nos permite apreciar matices minerales y disfrutar los aromas de la fruta de hueso y hasta de la madera, sutil, en un segundo plano.

Ca N’Estruc Idoia 2016

Y al igual que ocurrió con L’Equilibrista, vamos a tener el privilegio de catar una añada descatalogada de Idoia Blanc, concretamente, un 2016. En cuatro años, la evolución es significativa. No hay ni rastro de flores, pero sí queda fruta, una buena acidez y un marcado carácter mineral; incluso diríamos que ha empezado ya a ajerezarse, a mostrar una nota oxidativa que le aporta una gran profundidad.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Botellas en hielera

Aunque para nosotros es un vinazo, Siscu, que es quien sabe, se muestra crítico. Su característico gesto afable, casi risueño, se vuelve serio mientras mira la copa, como reprochando al propio vino un mal comportamiento. Hay una pausa escénica. Vuelve a probarlo, se da un instante y finalmente afirma que, aunque ahora no está en su mejor momento, es probable que si descorchamos un 2016 dentro de un tiempo lo encontremos mejor. No es el primer elaborador que nos habla de esta teoría de las diferentes ventanas de consumo que van abriéndose y cerrándose a lo largo de los años, aunque hasta ahora siempre lo habíamos oído sobre vinos pensados para largas guardas.

Ca’N’Estruc Bi Garnatxa Blanc i Muscat Ancestral 2021

La cata acaba con un broche de oro: un espumoso de Garnacha Blanca y Moscatel elaborado mediante el método ancestral. Así, las uvas, procedentes de viñedos jóvenes plantados en laderas de la montaña de Montserrat, se vendimiaron a mano (como en todos los vinos de la bodega), se prensaron (con un 80 % de raspón), y su mosto pasó a fermentar con levaduras autóctonas en un pequeño depósito de acero inoxidable para acabar la fermentación en el interior de la botella, en la que permaneció algo menos de seis meses (o, mejor, “seis lunas”) antes del degüelle, que se llevó a cabo el 24 de febrero de 2022, con luna menguante; por supuesto, no hay sulfitos añadidos en este vino biodinámico hasta la médula.

Cuando lo catamos encontramos un vino formidable, expresivo, frutal, de burbuja muy fina y un posgusto adictivo, un ancestral tremendo del que no hemos podido evitar hacernos con algunas botellas para dedicarle, posiblemente, un capítulo aparte.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Vino ancestral de Garnacha blanca y moscatel

De alguna forma, este ancestral resume la esencia de Ca N’Estruc, de una finca que busca estar en comunión con la naturaleza, fiel a sus casi 500 años de historia, y que desde 2019 ha abrazado la agricultura biodinámica, entendiendo que el viñedo es un ecosistema, que todo lo que hagas tiene consecuencias y que, para elaborar buenos vinos, es imprescindible cuidar ese heredado tesoro natural como lo han hecho generaciones y generaciones a lo largo de sus casi 500 años de historia. 

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Botellas

Los vinos de la cata de Ca N’Estruc 

VinoAlcoholProducciónPrecio (75 cl)
Ca N’Estruc Blanc 202112,5 %80.000 botellas de 75 cl7,95 euros
Ca N’Estruc Xarel·lo 202113 %13.500 botellas de 75 cl
300 botellas de 1,5 l
9,40 euros
Ca N’Estruc Bi Xarel·lo 202112 %1.512 botellas de 75 cl22,40 euros
Ca N’Estruc Ou 20192.000 botellas de 75 cl
Ca N’Estruc L’Equilibrista Xarel·lo 201913,5 %26.000 botellas de 75 cl
500 botellas de 1,5 l
14,95 euros
Ca N’Estruc L’Equilibrista Xarel.lo 2014
Ca N’Estruc Idoia Blanc 202013 %35.000 botellas de 75 cl
600 botellas de 1,5 l
13,50 euros
Ca N’Estruc Idoia Blanc 201613 %
Ca’N’Estruc Bi Garnatxa Blanc i Muscat Ancestral 202112 %369 botellas de 75 cl14,85 euros

Si no ves bien esta tabla en tu dispositivo móvil, prueba a girarlo 90º.

Ca N'Estruc. Cata de vinos blancos. Vino ancestral de Garnacha blanca y moscatel
↓↓ Gracias por compartir este contenido ↓↓