M.O.B. Jaen Dão 2015

Lo que había comenzado como una cena de comida casera en el acogedor alojamiento de una diminuta freguesia de Vila Real, cerca de ese Douro exuberante en cuyos cañones se dibujan las líneas de nivel con decenas de hileras paralelas de cepas impecablemente trabajadas, se estaba convirtiendo en una interminable clase magistral de vinos portugueses.
M.O.B. Jaen 2015 fue uno de los extras de la noche. Ronald probablemente no lo había previsto, pero quiso que viéramos cómo se expresa la Mencía en la zona de Dão, una uva que en portugués cambia su nombre por ‘Jaen’ en una zona marcada por la orografía montañosa de la Serra da Estrela, el brazo occidental de nuestra Sierra de la Estrella, caracterizada por sus suelos graníticos, contrastes térmicos y cotas elevadas; un suelo pobre en el que las raíces de las cepas viejas de Mencía y otras variedades autóctonas profundizan en busca de nutrientes.
Sinceramente, en una cata a ciegas, nos habría costado adivinar que ese vino de elevada acidez, muy maderizado y sin la intensidad frutal de la uva que tanto conocemos era un monovarietal de Mencía.
Ronald nos explicó que M.O.B. es el proyecto de tres amigos y vinicultores (Jorge Moreira, Francisco Olazabal y Jorge Serôdio Borges) que se unieron para crear un vino. Eligieron Dão por su común admiración por los vinos de guarda, y, de hecho, el proyecto surgió durante una cata de vinos de los años 60 y 70 en la que los tres quedaron sorprendidos por la frescura, la elegancia y la complejidad de aquellos vinos.
Los vinos del proyecto M.O.B. pretenden alejarse de las imitaciones de los vinos del Douro que con frecuencia son llevadas a cabo por las grandes bodegas de la zona de Dão, sus uvas provienen de viticultura orgánica, y cada variedad se vinifica independientemente.
Y aunque este monovarietal de Mencía portuguesa quedó muy lejos de ser nuestro vino favorito de la cena, no nos impidió brindar por los proyectos surgidos al calor de una cata, de una cata como la que estábamos disfrutando aquella noche, una noche en la que lo que había comenzado como una cena de comida casera en el acogedor alojamiento de una diminuta freguesia de Vila Real se estaba convirtiendo en una interminable clase magistral de vinos portugueses, cerca de ese Douro exuberante en cuyos cañones se dibujan las líneas de nivel con decenas de hileras paralelas de cepas impecablemente trabajadas.

Continúa aquí

M.O.B. Jaen Dão 2015 Etiqueta Trasera