Calado. Logroño subterráneo.
Calado y Revellín Histórico son dos espacios singulares de Logroño entroncados directamente con la cultura del vino: una bodega construida en el siglo XVI y una casa solidaria a la muralla del Revellín que alberga la mayor colección privada de botellas de Rioja.

Al igual que ocurre con los vinos, hay ciudades discretas, tímidas, cerradas y otras más verticales, expresivas y hasta exuberantes. Logroño es, quizá, para nosotros, una de las primeras, una de las que necesita que le dediques tiempo para que no te quedes solo con la superficie, con la calle Laurel, con la calle Portales o con San Agustín, porque es precisamente bajo la superficie, bajo esa capa glicérica y brillante, donde ocurre la magia.

El Calado de Ruavieja

En el mismo centro de Logroño, aunque algo separada de las calles en las que se concentra la actividad hostelera de la zona, la calle Ruavieja esconde en sus entrañas un espacio que atesora la historia de vendimias pasadas; un lagar abierto y un calado a sus pies montados piedra a piedra hace más de 400 años, lo que hace de esta joya una de las bodegas más antiguas de la capital de La Rioja.

Calado. Damajuanas sobre el muro del lagar

El espacio, reformado por el arquitecto Chema Pelaez y bautizado como Calado, a secas, presta sus paredes a los grabados del artista riojano Taquio Uzqueda, grabados a través de los cuales podemos viajar por los edificios emblemáticos de esta ciudad que, según avanza el tiempo que pasamos en ella, va mostrándonos toda su complejidad, como esos grandes vinos que han escrito la historia de Rioja.
Y Calado es también la sede de una agencia de comunicación y eventos que pone este espacio a disposición de empresas, grupos de amigos y, en general, cualquiera que desee realizar una celebración privada, un espacio que desde mediados del año pasado formaba parte de la ruta Logroño Subterráneo, una actividad cultural y eno-gastronómica en la que también se visitaba otro calado, del siglo XVII, ubicado en la calle Mayor. Pero en Coronavirus, de momento, lo ha parado todo.

Revellín Histórico. Sala en planta baja

Revellín Histórico

Y a unos pocos metros del Calado se encuentra otro de los lugares fascinantes del corazón de esta ciudad rebosante de historia. Revellín Histórico es una casa anexa a la muralla del Revellín, erigida entre los siglos XV y XVI para proteger la ciudad de ataques y de asedios como el que en 1521 intentó, sin éxito, doblegar a los habitantes de Logroño.

Revellín Histórico. Botella de Excelso, de Bodegas Franco-Españolas

Pero más allá de su importancia histórica, la casa aloja la mayor colección privada de botellas de vino de Rioja que hay documentada. Así; sin más. Paseando junto a sus vitrinas contemplamos cómo las etiquetas de muchos de los clásicos de esta denominación de origen apenas han cambiado. Muga, Campo Viejo, Prado Enea… Ver todas esas viejas referencias te hace tomar conciencia de la relevancia de esta región vinícola que ha sabido preservar sus raíces añada tras añada.

Revellín Histórico. Colección de botellas de Rioja

El edificio alberga, en diferentes plantas, espacios de reunión con varias meses, sofás, una pequeña barra, cocina, zona de emplatado… Y mientras paseas escudriñando todos sus rincones casi puedes oír las risas y los golpes sordos de las jarras de cenas multitudinarias, el torpe rechinar de las espadas de un par de caballeros envalentonados por el vino, los pasos sigilosos de los resistentes al asedio que, supuestamente, cada noche dejaban la ciudad por túneles ocultos de este Logroño subterráneo para volver con víveres con los que resistir, o quizá los enérgicos discursos de Espartero en la que fue la casa que habitó su cuñada.

Revellín Histórico. Botella de Viña Tondonia de 1970

Pero aunque no seas de esos que se dejan llevar por las ensoñaciones que producen los ecos de la historia, rodeado por estos gruesos muros y esta impresionante colección de botellas es difícil que no sientas que te encuentras en un lugar perfecto para hacer un evento, una presentación de una bodega, una celebración o, quién sabe, un encuentro quizá de prescriptores del mundo del vino.

Revellín Histórico. Sofá.
Tanto Calado como Revellín Histórico están disponibles para la realización de eventos. Tienes más información en info@calado.es