Hoyanko Viña Marisa 2015

El Hoyo de Pinares es un pueblo de Ávila situado entre sierras, pinares y gigantescas rocas de granito, a unos 850 metros de altitud. Pero las parcelas de Garnacha de Juan Luis Beltrán están mucho más altas. De hecho, Viña Marisa supera los 1.000 metros, y Juan Luis la vendimia independientemente para elaborar un vino parcelario. Hoyanko Viña Marisa 2015 es, así, un monovarietal de Garnacha de cepas viejas de cultivo ecológico cuyas uvas realizan una maceración prefermentativa, se despalillan, fermentan en depósito de acero inoxidable con levaduras autóctonas y, tras un ligero prensado, el vino pasa a barricas usadas de roble francés, donde hará la maloláctica y una posterior crianza de 12 meses antes de embotellarse sin clarificar y sin filtrar.
Hoyanko Viña Marisa 2015 te seduce con su color cereza levemente traslúcido. Tarda mucho en abrirse y, al principio, su nariz es discreta y algo alcohólica para poco a poco ir ganando en expresividad y mostrarnos una fruta roja envuelta en notas del terruño y de la crianza. En la boca encontramos un vino que es intenso pero no pesado, que combina la sensación golosa de la fruta con un cierto amargor y un grato recuerdo a caramelo.
Dicho todo esto. Después de haber paseado entre esos increíbles viñedos en los que las robustas cepas viejas pelean por el sitio con rocas de granito que emergen de un profundo mar de arena, es realmente difícil ser objetivos y no enamorarse de unos vinos que, sin ser perfectos, son la viva expresión de ese terruño.

Hoyanko Viña Marisa 2015 Etiqueta Lateral

🇬🇧
Hoyanko Viña Marisa 2015 is a Grenache single-varietal from old vines with organic farming fermented in a stainless steel tank with indigenous yeasts and aged in French oak used barrels for 12 months.
At first, its nose is discreet and somewhat alcoholic to gradually gain in expressiveness and show us a red fruit wrapped in notes of the terroir and aging. In the palate we find a wine that is intense but not heavy, combining the sweet sensation of the fruit with a certain bitterness and a pleasant hint of caramel.

Hoyanko Viña Marisa 2015 Copa