Gut Oggau Family Reunion Rot 2016

Hemos probado dos añadas distintas de los vinos tintos de Stephanie y Eduard, una pareja de viticultores biodinámicos austriacos cuyas etiquetas se corresponden con diferentes personajes ficticios para reflejar que cada uva, cada parcela y cada vinificación dan como resultado un vino diferente, con su propia personalidad.
Esto era así, al menos, hasta que en 2016 las heladas (primero) y el granizo (después) dejaron la cosecha reducida a la mínima expresión, y Stephanie y Eduard decidieron mezclar tres de sus «personajes» (Atanasius, Joschauri y Bertholdi) en un único vino llamado Gut Oggau Rot (tinto), conocido también como family reunion; de ahí el collage de su etiqueta.
“No me entero de nada”, puedes estar pensando. Qué más da. Lo importante es que nos encontramos ante un vino natural realmente diferente.
Gut Oggau Rot 2016 es un coupage de uvas Zweigelt y Blaufränkisch de suelos de gravilla y limosos. Las uvas, recogidas a mano y despalilladas, fermentan en barricas usadas de 500 litros y foudres de 1.200 litros, donde pasarán tres meses en contacto con las pieles. Tras una posterior crianza de 12 meses, sin batonages, el vino se embotella. No hay clarificación, filtrado ni adición de sulfitos.
¿Y esto en qué se traduce? En un vino muy irregular. A la vista es cereza, traslúcido y quizás algo turbio. En nariz tiene Brett y aromas de manzana. Y en boca nos sorprende por su gran acidez, su sabor a manzana y unos restos carbónicos. Mykael Nipelius, nuestro sumiller, nos comenta que este vino ha hecho la maloláctica dentro de la botella, pero lo que más nos llama la atención es que este vino fresco y desequilibrado nos recuerda constantemente a un blanco.
Así que tiene Brett, es demasiado ácido, tira un poco a sidra y no parece un tinto… pero tiene algo, algo realmente especial.
Se lo cuento a Mykael, quien sonríe y nos trae una copa de otro vino tinto del año 2011 del mismo productor. Basta un simple trago para enamorarse y para comprender que 2016 es tan solo un collage, una mezcla de uvas, suelos y accidentes de una meteorología desbocada; el terroir, en suma, en su expresión más exagerada.
Ah, de ese fascinante 2011 hablaremos a su debido tiempo.

Gut Oggau Bertholdi Rot 2011 (página siguiente →)

Gut Oggau Family Reunion Rot 2016 Trasera