El Circo Arlequín Syrah 2019

Algunos lo sitúan en el Lejano Oriente. Otros lo ubican en Grecia, Roma, Egipto… Pero lo más probable es que al circo, al origen del circo, le ocurra lo mismo que a la viticultura, que aunque sus vestigios se encuentren en Georgia, es muy probable que surgiera en diferentes sitios.
Sea como fuere, vino y circo se unen en este monovarietal de Syrah procedente de viñedos jóvenes cuyas uvas fermentan en depósitos de acero inoxidable. No hay crianza, no hay otras variedades; este circo es austero como los suelos pedregosos y pobres de Cosuenda, el municipio maño encuadrado en la D. O. Cariñena donde está plantado su viñedo.
El Circo Arlequín Syrah 2019 se presenta en la copa con un color picota muy oscuro y una llamativa lágrima glicérica. La nariz es muy limpia, frutal y muy directa, mientras que en boca nos sorprende, de entrada, su tanicidad, que poco a poco va dando paso a un paladar muy fresco, levemente goloso y con un trago corto.
Y si te gusta el circo pero la Syrah no es tu uva favorita, hay ocho monovarietales de esta colección con distintos oficios de este espectáculo que es casi tan antiguo como el propio vino.
🇬🇧
Wine and circus come together in this Syrah single-varietal from young vineyards whose grapes ferment in stainless steel tanks. There’s no aging, there are no other varieties. This circus is austere like the stony and poor soils of Cosuenda, the municipality of Zaragoza, framed in D. O. Cariñena, where its vineyard is planted.
El Circo Arlequín Syrah 2019 show itself in the glass with a very dark cherry color and a striking glyceric tear. The nose is very clean, fruity and direct, while on the palate we are surprised by its tannicity, which gradually gives way to a very fresh mouth, slightly sweet and with a short drink.
And if you like the circus but Syrah is not your favorite grape, there are eight single-varietals in this collection with different trades of this ancient show that is almost as old as the wine itself.