Contino Reserva 2015

Una de las cosas que más nos gustan de salir por Logroño es la cantidad de opciones de vinos por copas que te encuentras, algo que en el caso de ejemplares como el de hoy es solo posible gracias al Coravin . Y es que en nuestra última visita a la ciudad, disfrutamos de un Contino Reserva 2015, el buque insignia de una bodega considerada como el primer “Château” de La Rioja.
Este coupage elaborado con un 85 % de tempranillo, un 10 % de Graciano y el 5 % restante de Mazuelo y Garnacha proviene de un viñedo de 62 hectáreas situadas en Laserna (Laguardia). Las uvas son despalilladas y fermentan en depósitos de acero inoxidable. Posteriormente, el vino es trasegado a barricas usadas de roble americano (40 %) y francés (60 %), donde envejecerá a lo largo de dos años. Tras su embotellado, descansará en los calados de la bodega durante al menos un año más.
Con un precioso color granate, resulta suave en nariz, donde encontramos fruta muy madura (higos pasos) junto con aromas propios de la madera. En boca vuelve a imponerse la fruta madura (ciruela pasa) combinada con una buena acidez en un trago largo que sube en intensidad para luego extinguirse lentamente.
Y mientras lo catamos, comentamos las virtudes del Coravin, brindamos por su creador (este Contino no es el primer vino de la noche) y hasta nos planteamos la idea de comprar uno de estos prodigiosos aparatos, pero en realidad si abriéramos una botella como esta en casa, no tendríamos el menor problema en acabarla.
🇬🇧
Contino Reserva 2015 is the flagship of a winery considered as the first “Château” of La Rioja.
This coupage is made with 85% of Tempranillo, 10% of Graciano and the remaining 5% of Mazuelo and Grenache. The grapes are destemmed and fermented in stainless steel tanks. Then, the wine is racked to used American (40%) and French (60%) oak barrels, where it will age over two years. After bottling, it will rest in the cellar for at least one more year.
With a garnet color, it’s smooth on the nose, where we find very ripe fruit (dried figs) along with wood aromas. In the palate we find ripe fruit (prunes) combined with a the acidity in a long drink that rises in intensity and then slowly extinguish.