Château de Bonhoste Bordeaux Supérieur Cuvée Prestige 2013

Las expectativas demasiado altas son un mal compañero cuando catas un vino. Es lo que nos pasó con esta botella de Château de Bonhoste Bordeaux Supérieur Cuvée Prestige 2013, adquirida en junio de 2018 en la propia bodega y descorchada en febrero de 2020; hace unos pocos días. Aquella tarde de finales de junio fue un momento mágico. Catamos el catálogo completo de la bodega (y de su hermana Château la Moulière), vimos atardecer en el viñedo, dormimos en un foudre, trajimos unos blancos espectaculares, y pensábamos que en el interior de esta botella habría algo de magia, habría un geniecillo que, al liberarlo, nos concedería tres deseos: un color sugerente, una nariz pletórica y una boca exquisita… Pero el geniecillo nunca apareció. Por más que agitáramos el vino en la copa, el color era limpio pero sin ese brillo superficial tan característico de los buenos Burdeos. La nariz ofrecía fruta roja, regaliz, toques de madera… pero sin la uniformidad que hace de estos aromas una sinfonía cuando todo se encaja. Y la boca, muy tánica, balsámica, con toques anisados, un trago medio, sin profundidad… No era un mal vino, pero estaba muy lejos de lo que esperábamos de este coupage de Merlot (70 %), Cabernet Sauvignon (20 %) y Cabernet Franc (10 %) fermentado y macerado en acero inoxidable durante tres semanas y envejecido en barricas nuevas y de segundo uso de roble francés durante doce meses.
Si hubiéramos pedido este vino en cualquier restaurante, sin saber nada de él, probablemente nos habría parecido un tinto más que digno. Pero las expectativas demasiado altas son un mal compañero cuando catas un vino.
🇬🇧
The Château de Bonhoste Bordeaux Supérieur Cuvée Prestige 2013 color was clean but without that superficial shine so characteristic of good Bordeaux. The nose offered red fruit, licorice, hints of wood … but without the uniformity that makes these aromas a symphony when everything fits together. And the palate, very tannic, balsamic, with hints of anise, a medium sip, without depth … It wasn’t a bad wine, but it was very far from what we expected from this blend of Merlot (70%), Cabernet Sauvignon (20%) and Cabernet Franc (10%).