Palomino / Listán Blanco

Se cree que la uva Palomino llegó a España de la mano de los Tercios de Flandes, en el siglo XVI. Es la uva mayoritaria de Jerez, donde representa el 95 % de la producción, y se emplea en vinos tanto de crianza biológica como oxidativa o mezclando ambos tipos. De hecho, en el Marco de Jerez es habitual la crianza biológica bajo velo de flor; es decir: en botas (barricas viejas de roble americano) que se dejan sin llenar y en las que las levaduras forman una capa superficial que protege el vino del contacto con el oxígeno. Se trata de una cepa de mucha producción con bayas esféricas, alta concentración de azúcar y baja acidez. Suele diferenciarse entre Palomino y Palomino Fino, de granos más pequeños aunque con las mismas características genéticas, compartidas también con la uva canaria Listán Blanco.

Alejandro Narvaez en el viñedo de Forlong.

Bodega de Forlong, el proyecto de Alejandro Narváez y Rocío Áspera

Ubicada en una finca del histórico pago de Balbaína Baja, al norte del Puerto de Santa María (Cádiz), Bodega de Forlong elabora vinos que expresan la tipicidad del Marco de Jerez sin ceñirse a las fórmulas de los vinos generosos amparados por la denominación de Origen.

Cata de los vinos Forlong.

Cata de los vinos de Forlong

Tras haber conocido el proyecto Forlong en su parte más teórica, toca catar nada menos que 12 de los vinos con los que Rocío Áspera y Alejandro Narváez reinterpretan las variedades autóctonas, los suelos y las reglas de los vinos del Marco de Jerez.

Ramiro Ibáñez en Las Vegas, un viñedo del pago del Carrascal.

Cota 45, el proyecto de Ramiro Ibáñez

Cota 45 es el proyecto vitivinícola de Ramiro Ibáñez. Sus vinos, procedentes de pagos históricos de las inmediaciones de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), se elaboran por parcelas y variedades, no están fortificados y se crían en soleras estáticas. La expresión de las variedades autóctonas como la Perruno o la Uva Rey y los diferentes suelos de albariza de los distintos pagos son las claves de unos vinos de añada que pretenden recuperar la esencia de las elaboraciones más tradicionales del Marco de Jerez.

Detalle del fino Tío Pepe venenciado en el interior de la Bodega Constancia.

González Byass, la bodega jerezana del Tío Pepe

En 1835, el joven emprendedor Manuel María González puso la primera piedra de lo que hoy es González Byass, un imperio vitivinícola cuyas raíces se encuentran en un conjunto de bodegas históricas agrupadas en el mismo centro de Jerez. Su visita y la cata de sus vinos es un viaje directo a través de casi dos siglos de historia de los vinos del Marco de Jerez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies