Calatayud

La viticultura en Calatayud se remonta al siglo II a. C., como confirma un lagar de esa época encontrado en el pueblo celtíbero de Segeda. La llegada de la filoxera a Francia y las buenas comunicaciones ferroviarias de la zona con el país vecino propician un importante crecimiento del viñedo a finales del siglo XIX, pero no será hasta 1990 cuando se formalice la creación de la D. O. P. Calatayud. Su variedad estrella es la Garnacha, si bien se aceptan ocho variedades tintas y otras seis blancas. La mayor parte del viñedo se sitúa entre los 600 y los 900 metros de altitud, con algunas viñas por encima de la cota de los 1.000 metros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies