Bodega Cristo del Humilladero, en Cadalso de los Vidrios (Madrid). Tinas de hormigón de 14.000 litros.
Osos y madroños, cuatro torres, luces navideñas, el Museo del Prado... Madrid es todo esto, no cabe duda, pero si logramos evitar el magnetismo del “kilómetro cero” descubriremos una naturaleza formidable, en la que la Sierra Oeste y la parte oriental de la Sierra de Gredos guardan tesoros como sus soberbios viñedos viejos de Garnacha, con los que se elaboran los vinos de la Cooperativa Cristo del Humilladero.

Semi-escondida por su discreta entrada casi a las afueras de Cadalso de los Vidrios, un pueblo madrileño ubicado a los pies de la Sierra de Gredos, Cristo del Humilladero es una enorme bodega nacida a finales de los años 50 como Cooperativa para los viticultores de la zona, que encuentran en la bodega la posibilidad de unir fuerzas y obtener un rendimiento de sus minifundios. Con más de un centenar de enormes tinajas de hormigón y una capacidad de elaborar y almacenar cerca de un millón de litros, en la actualidad funciona a un porcentaje ínfimo de su capacidad.

Bodega Cristo del Humilladero, en Cadalso de los Vidrios (Madrid)
Acceso a la Cooperativa Cristo del Humilladero, en Cadalso de los Vidrios (Madrid).

–La crisis del aceite de colza hizo mucho daño a las cooperativas –nos cuentan sus responsables–. A partir de entonces, hubo importantes mejoras en la seguridad alimentaria, como el control de la trazabilidad de todos los alimentos que consumimos, pero también supuso la práctica desaparición de la venta de alimentos a granel, lo que afectó enormemente al vino.

Entre tinajas de hormigón

Pasear entre los enormes depósitos de hormigón de la bodega nos hace sentir realmente pequeños y nos hace admirar la formidable arquitectura industrial de un complejo que lleva más de 60 años funcionando, un lugar en el que no solamente se hace vino para los cooperativistas y para la venta directa, sino también para terceros. Por aquí han pasado “estrellas” como Comando G y distribuidoras de renombre como Montenegro. Los primeros han elaborado en sus tinajas Granito del Cadalso, un monovarietal de Garnacha que acaba de obtener 92 puntos Parker, y también han contribuido a hacer Agrícola de Cadalso, premiado con 90 puntos Parker, así como Laderas del Tiétar, firmado por Daniel Gómez Landi (uno de los dos integrantes de Comando G) o Sierra Ibérica, un monovarietal de Garnacha dedicado fundamentalmente a la exportación. Montenegro, por su parte, selecciona un depósito de las mejores garnachas de la cooperativa para elaborar Curvas de Gredos y poder ofrecer un monovarietal de Garnacha elaborado con la mínima intervención a un precio inferior a los 10 euros por botella.

Bodega Cristo del Humilladero, en Cadalso de los Vidrios (Madrid). Vinos.
Algunas de las marcas que elabora Cristo del Humilladero, que tuvimos la ocasión de catar tras la visita.

Otra característica de la bodega Cristo del Humilladero es la ausencia de una zona de envejecimiento. Las únicas barricas que verás allí son de 500 litros, y se emplean para fermentar un Albillo también de la zona. La Cooperativa se ha hecho también con varias ánforas de barro destinadas a la crianza de alguno de sus vinos, si bien casi todos los vinos de Cristo del Humilladero son vinos jóvenes.
Así, cada año en la bodega entran 500.000 kilos de uva, que se despalilla, prensa y fermenta en diferentes depósitos dependiendo de su variedad y de su parcela para poder hacer todo tipo de ensamblajes y comercializar diversos monovarietales y coupages más allá de la Garnacha.

Las etiquetas de Cristo del Humilladero

Entre sus etiquetas, podemos destacar Vidrios (monovarietal de Garnacha madura), Joyuelo Classic (blanco joven de Albillo), Joyuelo Wood (fermentado en madera), Joyuelo Velo (criado con velo de flor), Azogue 1 (coupage de dos terceras partes de Albillo y otra de Moscatel de grano menudo), Azogue (coupage de Tinta de Toro y Syrah), Soplón 1 (monovarietal de Tempranillo), Plenilunio (monovarietal de Graciano), Soplón 2 (monovarietal de Tinta de Toro), Soplón 3 (monovarietal de Merlot), Soplón 4 (monovarietal de Syrah) y Figuras de Vidrios, un monovarietal de Listán Prieto, uva de un viñedo viejo recientemente identificada por los expertos de la finca El Encín y tradicionalmente conocida en la zona como Parrucha.

Bodega Cristo del Humilladero, en Cadalso de los Vidrios (Madrid). Cata de vino de Garnacha.
La visita acaba con una cata de algunos de los vinos más representativos de la bodega cooperativa Cristo del Humilladero.

Como no podía ser de otra forma, nuestra visita acaba con una cata rodeados por gigantescos depósitos de hormigón que han visto pasar millones de toneladas de uvas a largo de más de sesenta vendimias en el interior de una nave tan discreta como monumental, un histórico centro de negocio, trabajo y actividad alrededor de la cultura del vino de Madrid, alejado de osos y madroños, de museos, de torres, de luces navideñas… un testigo mudo de la historia que merece la pena conocer.