Acinipo 2013

Acinipo adquirió su máximo esplendor en el siglo I, cuando los romanos construyeron sus termas, pero la ciudad de los granos de uvas («acini» significa «bayas» en latín) estaba ya poblada desde el Neolítico, y la viticultura se practicaba antes incluso de que los romanos llegaran a estas tierras.
Quizá por eso, Friedrich Schatz (Federico) eligió bautizar su monovarietal de Blaufränkisch (o Lemberger) con el nombre de la ciudad romana que unos siglos más tarde sería el germen de la actual Ronda, en las sierras de Málaga, donde Federico decidió establecer su bodega.
Acinipo 2013 hace una crianza de un año en barricas de roble esloveno. A pesar de criarse sobre lías con batonages entre dos y seis meses, no es un vino denso, sino más bien ligero y elegante en la fase visual. En nariz encontramos un leve y agradable toque a cuero que desaparece al oxigenarlo y da paso a un torrente de aromas muy evocadores. La fruta roja fresca lleva la voz cantante, con toques mentolados (hinojo) y golosos que nos recuerdan a los caramelos de violetas. En boca es un vino expresivo, fresco, adictivo, frutal, complejo y fácil de beber.
Es, en definitiva, uno de los mejores vinos naturales que hemos probado en muchísimo tiempo. Ah, y aquí va de regalo una curiosidad: la ortiga dibujada en su etiqueta se usa en uno de los preparados biodinámicos, un recuerdo de la agricultura respetuosa practicada por la familia Schatz.
🇬🇧
Acinipo 2013 is a Blaufränkisch single-varietal with a one-year aging in Slovenian oak barrels. Despite being on lees with batonages for 2 to 6 months, it’s not a visually dense wine, but rather light and elegant. On the nose we find a light and pleasant touch of leather that disappears when we swirl the glass and gives way to a torrent of very evocative aromas. Fresh red fruit leads, with menthol (fennel) and sweet touches that remind us of violet candies. In the palate it’s an expressive, fresh, addictive, fruity, complex and easy to drink wine.
It’s, in short, one of the best natural wines we have tasted in a long time. Bonus track: The nettle on its label is used in one biodynamic preparation, a reminder of the respectful agriculture practiced by the Schatzs.